Berat

Berat

 

La ciudad de Berat, está en el centro sur de Albania, es patrimonio mundial de la UNESCO desde 2008 y es conocida como la ciudad de las 1000 ventanas, y la más antigua de Albania. Posee 3 cascos antiguos llamados Mangalem, Gorica y Kalaja y dispone de una religión mezclada entre musulmanes y cristianos. El número de habitantes de la ciudad es alrededor de 60.000.

Berat es una ciudad famosa por su historia y arquitectura. Según los arqueólogos, desde el siglo VII antes A. C., en este lugar se desarrollaba una sociedad diferenciada con elementos de precivilización, durante este periodo se supone que se llamaba Oriestiada (en honor de Orest, hijo de Agamemenon). La verdadera ciudad se fundó en los años 313-310 A. C. y se llamaba Antipatrea. Después de la ocupación romana en el siglo II A.C. se llamó Albanorum Oppidum (fortaleza de los albanos). Bajo la ocupación Búlgara en el siglo IX D.C. se llamaba Belgrad (en búlgaro – ciudad blanca), denominación de la cual proviene su actual nombre – Berat.

Bajo la dirección del principado albanés de los Musakay, siglo XIII-XIV D.C., Berat empieza a esparcirse fuera de los muros del castillo. Durante este tiempo, la ciudad alcanza la mayor extensión territorial y se convierte en un gran centro económico, empresarial, administrativo y cultural. En el silgo XV, Berat cae en la mano de los turcos (en aquella época llamados otomanos) y pierde su importancia para volver a recuperarse en el siglo XVI, siglo después del cual Berat se desarrolla con un ritmo increíble convirtiéndose de nuevo en una de las ciudades más importantes de la zona desde el punto de vista económico, con artesanía avanzada y comercio muy desarrollado. Durante los siglos XVII-XX Berat tenía relaciones comerciales con Venecia, Trieste, Ragusa, Ancona, Corfú, Malta, Alejandría, Izmir, Tesalónica, Estambul, Sofía, Nis, Belgrado. Hasta el siglo XX en Berat existían tres bazares antiguos y un nuevo con 100 tiendas modernas donde se vendían todo tipo de productos comerciales.

La imagen actual, con casas de estilo otomano, Berat la adquirió durante los siglo XVIII – XIX, después del terremoto del 1851. Actualmente, Berat se considera una de las ciudades mejor guardadas en los Balcanes. La particularidad de esta ciudad está en las antiguas casas situadas en la ladera de la colina, donde se encuentra el castillo de Berat. Estas casas son por lo general de dos plantas, con una planta baja de piedra, y un ático pintado de blanco con techo de cerámica roja. Por la pendiente de la colina las enormes ventanas de madera parecen colocadas una sobre la otra.

En 1961, Berat se declara ciudad museo por el gobierno albanés. Esta ciudad contiene una cantidad considerada de monumentos y variados valores estéticos que hacen de esta un testimonio del patrimonio cultural, histórico y artístico de Albania. Hoy en día Berat dispone 210 objetos típicos de museos, de los cuales 150 son objetos en buen estado: 60 se clasifican como objetos de primera categoría, y la otra parte es de segunda categoría.

El castillo está construido en una colina rocosa de forma triangular. Tiene u perímetro de 1440m, asimismo, dispone de 24 torres, y dos puertas. El castillo fue construido desde la antigüedad por los ilirios  (antepasados de los albaneses) y fue reconstruida varias veces en los siglos VI, XIII, XV y XIX.  El castillo de Berat no es solo uno de los castillos más grandes habitados, sino también un testimonio de los distintos estilos y contribuciones que dieron las distintas civilizaciones en diferentes épocas: iliria, romana, bizantina y turca. El castillo hereda, también, la mística leyenda de la hermosa hada y los dos hermanos, Tomori y Shpiragu, que se enamoraron de ella.

El puente de Gorisa es un monumento de la cultura y arquitectura de Berat y, también, uno de sus símbolos. Fue construido aproximadamente en el año 1780 bajo el cuidado de Ahmet Kurt Pasha. Fue reconstruido de nuevo en 1922 por el Ayuntamiento de Berat adquiriendo la imagen que tiene actualmente con barandilla de hormigón. Tiene una longitud de 129,3 m, una anchura de 5,3 m, una altura de 10 metros y 7 arcos espaciados de 9 a 16,7 m.

Los objetos de culto en Berat son números y de distinto estilo según la religión y la época a la que pertenecen. Uno de los objetos más remoto es la iglesia de San Teodoro, construida primeramente durante el periodo paleocristiano (IV-VI), y reconstruida sobre las ruinas de este primer edificio en el silgo XVI. Entre las iglesias más bellas construidas entre los siglos XIII-XIV son: Vlaherna Santa María, Santa Trinidad y San Miguel.  Berat tiene, también, una variedad de edificios del Islam, con distinguidos valores religiosos, arqueológicos y artísticos, como la Mezquita Helvety, la Mezquita de los Solteros, la Mezquita de Plomo, la Mezquita de Hussein Pasha, la Mezquita del Rey, la Mezquita de Telelka, la Mezquita Blanca, la Mezquita Roja, etc. Estas iglesias y mezquitas son joyas de la arquitectura medieval.

Por lo que se refiere al arte y a la artesanía, en Berat han encontrado objetos excelentes con destacados valores artísticos, culturales, históricos y religiosos. Una obra increíble es el llamado epitafio de Glavenica (1373), bordado con hilos de oro, plata y seda, en el cual se puede contemplar el Jesús Cristo muerto rodeado de ángeles y escritos en letras griegas. Las iglesias de Berat están pintadas con pinturas de estilo bizantino y posbizantino, obras de distintos artistas del silgo XII-XIV, y de los maestros del silgo XVI, Onufri y su hijo Nikolla. La catedral de Santa María se distingue por su iconostasio, un trabajo artístico de primera calidad. Con un fanatismo digno de ser llamado santo, en Berat se almacenan evidencia de los manuscritos que testimonian el alto nivel cultural de la ciudad. El más importante de ellos es el Códice Púrpura (Codex Purpureus Beratinus) siglo VI, escrito en pergamino púrpura. Este es uno de los seis códices de su tipo encontrados en todo el mundo. El segundo es el Códice de Oro (Codex Aureus) del siglo IX, escrito en pergamino con letras de oro. Estos códices contienen partes de los Evangelios y están escritos en griego antiguo. Los códices de Berat fueron redescubiertos en el castillo de Berat (1972), hoy en día, se conservan en el Museo Histórico Nacional de Tirana.

Un hecho muy importante, parte del patrimonio espiritual de Berat (aunque no solo de Berat, sino de toda Albania) es la protección de los judíos durante la segunda guerra mundial. Especialmente en Berat, las familias judías se hospedaron en las familias albaneses, los cuales teniendo muy claro el riesgo que corrían, les dieron nombres albaneses para que los nazistas no pudieran distinguirlos de los albaneses.

Actualmente, la ciudad de Berat es una de las ciudades más visitadas en los Balcanes. Cada año miles de turistas recorren las calles de esta antigua ciudad descubriendo monumentos auténticos parte de una antigua historia ocultada al mundo por la dictadura (1945-1991) en Albania. En los hoteles, hostales, restaurantes y bares recién construidos trabaja gente sencilla y hospitalaria que les dará la bienvenida a la ciudad como si fuera vuestra segunda casa.

Texto escrito por Valbona Selmani (Agente de Viajes de la agencia Visite Albania) Está prohibido copiar el texto según la ley sobre el derecho de autor.

Tirana

Tirana

Tirana la capital de Albania Tirana es la capital de Albania. En esta…

Detalles

Shkodra

Shkodra Una de las ciudades más antiguas en Albania es Shkodra. En…

Detalles
gjirokastra

Gjirokastra

Gjirokastra, en albanes, (llamada  Αργυρ?καστρο, en griego y Argirocatro, en italiano) es…

Detalles
Butrinto

Butrinto

Butrinto (en albanes Butrint–i, en griego Buthroton, en latín Buthrotum, en italiano Butrinto) es una antigua ciudad…

Detalles
×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros representantes a continuación para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a valbonaselmani@visitealbania.com

× ¿Como puedo ayudarte?